Reciba nuestros temas por correo electrónico, ingrese aquí su dirección:

Si alguien lo hace, entonces es posible hacerlo

Esta frase surgió hace unos días, cuando hablábamos sobre la envidia y el característico dolor que provoca.

¿Sí se puede?Decíamos, además, que la envidia también sugería una especie de auto reproche: el de no estar haciendo algo que, internamente, pienso que está a mi alcance.  Cuando incorporamos el hecho de que la Depresión provoca una alteración de la confianza, agregamos la hipótesis de que se presenta una contradicción interna, inconsciente, que consiste en que una parte del cerebro (la racional) afirmaba desde el pensamiento “yo puedo hacer o tener eso”, pero otra parte del cerebro (la emocional) afirmaba desde el afecto “creo que no puedo lograrlo”.

Como irónicamente la creencia tiene más peso que la certeza cuando de juzgar y decidir se trata, el resultado de este conflicto se traduce en parálisis y frecuentemente se canaliza a través de la destructividad.

Si la pérdida de confianza es consecuencia de una Depresión, buenas noticias: se puede resolver con relativa facilidad si recibe tratamiento. Pero si no está deprimido y aún así no se atreve le tengo una propuesta: en lugar de criticar acérquese al que sabe, pregunte, investigue, practique, aprenda. Porque, volviendo a la frase con la que titulé este comentario… si alguien lo hace, entonces es posible hacerlo.

Categorías: Pensando en voz alta

Deje una respuesta