Reciba nuestros temas por correo electrónico, ingrese aquí su dirección:

Divorcio emocional

DivorcioCuando una persona ha decidido divorciarse, independientemente de la causa y de que haya justificaciones o no, si no hay interés en dar marcha atrás a la separación, yo la invitaría a considerar la posibilidad de intentar, primero, un “Divorcio Emocional” y después de ello, entonces dar los pasos legales.

¿Qué pretendo con esta estrategia?

1.- Reducir el dolor.
2.- Desactivar la escalada agresiva típica.
3.- Disminuir el riesgo de venganzas mutuas.
4.- Impedir que los hijos se sientan traidores a alguno de los padres.
5.- Esclarecer objetivos.
6.- Definir proyecto de vida

No me atrevería a sugerir una estrategia aplicable a todos los casos, creo que tendrían que individualizarse, pero sí interpretaría como señales de que la meta se ha alcanzado cuando…

1.- No mordiera anzuelos.
2.- Ejerciera la libertad.
3.- No mostrara dolor ante las agresiones o la felicidad del cónyuge.
4.- No se usaran a los hijos o al dinero como armas para lastimar o manipular.
5.- Tuviera expectativas realistas sobre lo que el cónyuge puede ofrecer.

Hay quien piensa que el divorcio emocional no existe, otros dirían que sería casi ingenuo suponer que alguien pudiera permanecer sereno ante la crisis, hay quien podría contarestrategias que le hubieran funcionado o fallado…

Usted, ¿nos ayudaría, pensando en voz alta?

Categorías: Pensando en voz alta

Deje una respuesta