Reciba nuestros temas por correo electrónico, ingrese aquí su dirección:

El devaluado rol de proveedor

“Sólo da dinero…”“Lo único que da es dinero”.  He escuchado esta frase en múltiples ocasiones en labios de esposas, hijos y terceros. Usualmente se emplea como queja, mostrando inconformidad y desprecio por tan limitado papel. Llama la atención el hecho de que esto ocurra en todas las clases sociales, e incluso cuando el rol de proveedor lo juega la mujer… también es infravalorado. Un ejemplo contundente es el caso de la madre soltera a la que el hijo le reclama con dolor su ausencia como mamá pero no muestra gratitud por los beneficios económicos recibidos. Es como si no hubiera conciencia de la importancia que tiene el satisfacer necesidades básicas ni de la fortuna que representa elgozar de ciertos lujos.

He observado que un buen número de varones da amor en forma de dinero: es lo que pueden producir y es lo que ofrecen, no “compran el amor” como diríamos juzgando con ligereza (me incluyo en este error); la mayoría son incluso generosos a pesar de la falta de reconocimiento, son hombres que, por razones que los rebasan,han sido incompetentes para mostrar las emociones y la cercanía afectiva pero han enfrentado con decisión lo que consideran su responsabilidad principal.

Vaya hoy mi nueva línea de pensamiento para paliar en algo su sensación de fracaso, tal vez si les diéramos el reconocimiento que necesitan se sentirían aceptados.

Categorías: Pensando en voz alta

Deje una respuesta